Una oportunidad histórica

El PSOE exige que el Ayuntamiento comience en 2016 los trámites para la creación del gran parque urbano en los terrenos de Repsol

Gámez resalta la necesidad de un gran espacio verde para Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero, una de las zonas urbanas más masificadas de toda Europa y reclama la participación y el consenso de los vecinos para iniciar el proyecto

La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Málaga, María Gámez, ha anunciado hoy una moción por la que solicitarán en la próxima Comisión de Ordenación del Territorio que el Ayuntamiento adopte este año las medidas oportunas para la creación de un gran parque urbano en la totalidad de los terrenos de Repsol, situados entre Carretera de Cádiz y Cruz de Humilladero. “Un proyecto necesario para una de las zonas urbanas más masificadas de toda Europa”, ha dicho.

La portavoz, que ha señalado que la moción también exige la participación y el consenso de los vecinos de cara a la conformación del nuevo gran parque urbano, ha dejado claro que los socialistas apuestan por decir “no” a más construcción de viviendas en esta zona, algo que vendría a congestionarla y contaminarla aún más, mostrando su inclinación por un espacio saludable para practicar deporte, pasear y eliminar el estrés, así como propiciar un nuevo espacio para la fauna autóctona.

Gámez ha recordado las distintas iniciativas que desde el PSOE se han puesto sobre la mesa para que esta “necesaria” zona verde sea una realidad en Málaga. A esto hay que sumar, según ha subrayado la portavoz socialista, las muchas reivindicaciones y movilizaciones vecinales que vienen pidiendo este gran parque urbano, la última de ellas a través de una recogida de firmas a través de la web change.org y que ha conseguido reunir a día de hoy 16.120 firmas apoyando esta iniciativa.

María Gámez ha explicado que con este gran parque, más de 200.000 malagueños y malagueñas respirarían un aire más limpio, y es que según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las ciudades deben disponer, como mínimo, de entre 10 y 15 metros cuadrados de área verde útil por habitante distribuidos en relación a la densidad de población. En este sentido, Málaga no alcanza en su conjunto ni siete metros cuadrados por habitante, según ha señalado la portavoz, una cifra que en el caso de Cruz de Humilladero no llega ni a dos metros cuadrados, muy lejos de la recomendación de la OMS.

El proyecto se sustenta en la creación de un gran parque entre calle Bodegueros y la nueva avenida que surgirá sobre el túnel del ferrocarril desde la avenida Juan XXIII hasta su conexión con la Ronda Oeste de circunvalación, como oportunidad que ofrece el soterramiento para “superar la histórica división de la ciudad a ambos lados del corredor ferroviario”, según María Gámez.

Desde el PSOE han mostrado una vez más su rechazo a la construcción de edificios de gran altura en las zonas más masificadas por ser “un modelo de ciudad fracasado y sin futuro que el alcalde Francisco de la Torre se ha empeñado en reproducir por toda la ciudad”, ha recalcado Gámez, quien ha concluido subrayando la apuesta de los socialistas por un modelo de ciudad con más espacios para la ciudadanía, con más zonas verdes y en detrimento del ladrillo y la masificación.